Exposición materna durante el embarazo a campos magnéticos aumentan el riesgo de asma en la descendencia

Los altos niveles de campo magnético al que pudieran estar expuestas las mujeres embarazadas podrían significar un aumento del riesgo de padecer asma en la descendencia.

Aunque tiene algunos años (2011), estudios como este deberían seguir siendo relevantes y hacer que extremásemos nuestras precauciones respecto de posibles fuentes de contaminación electromagnética.

OBJETIVO:
Determinar si la exposición materna a altos niveles de campos magnéticos (MF) durante el embarazo se asocia con el riesgo de asma en la descendencia.
DISEÑO:
Un estudio de cohorte prospectivo.
AJUSTE:
Kaiser Permanente Northern California.
PARTICIPANTES:
Miembros embarazadas de Kaiser Permanente Northern California en el área de San Francisco.
LAS PRINCIPALES MEDIDAS:
El asma fue diagnosticada clínicamente entre 626 niños que fueron seguidos durante tanto tiempo como 13 años. Todos los participantes llevaron un medidor para medir sus niveles de MF durante el embarazo.
RESULTADOS:
Después del ajuste para posibles factores de confusión, se observó una relación dosis-respuesta lineal estadísticamente significativa entre el aumento de la mediana diaria de MF materna en el embarazo y un mayor riesgo de asma en la descendencia: cada 1 mg de aumento del nivel de MF materna durante el embarazo se asoció con Aumento del 15% de la tasa de asma en la descendencia (cociente de riesgo ajustado [aHR], 1,15; intervalo de confianza [IC] del 95%, 1,04-1,27). Utilizando el nivel categórico MF, los resultados mostraron una relación similar dosis-respuesta: en comparación con los niños cuyas madres tenían un nivel bajo de MF (mediana de 24 horas nivel MF, ≤0,3 mG) durante el embarazo, niños cuyas madres tenían un alto nivel de MF (> 2.0 mG) tuvieron una tasa de asma mayor a 3.5 veces mayor (HRa, 3.52, IC 95%, 1.68-7.35), mientras que los niños cuyas madres tenían un nivel medio de MF (> 0.3-2.0 mG) tuvieron un 74% aumento de la tasa de asma (HRa, 1,74; IC del 95%, 0,93-3,25). Se observó una interacción sinérgica estadísticamente significativa entre el efecto MF y una historia materna de asma y orden de nacimiento (primogénito).
CONCLUSIÓN:
Nuestros hallazgos proporcionan nueva evidencia epidemiológica de que los altos niveles de MF materna en el embarazo pueden aumentar el riesgo de asma en la descendencia.

El original podéis consultarlo aquí.