Cientos de pájaros murieron durante la prueba de una antena 5G en los Países Bajos

 

A principios de este mes en La Haya cayeron muertos 300 pájaros por toda la ciudad, al principio los motivos se quisieron mantener en secreto, pero fue tal la magnitud de lo sucedido que fue imposible y fue contada por el sitio web Healthnut News.

Según contaron en ese sitio web, una nueva antena 5G, fue colocada en la zona para realizar una prueba, para ver qué tan grande era el alcance y si no se producirían equipos dañinos en y alrededor de la estación.

Casi inmediatamente después de haber sido activada los pájaros comenzaron a caer muertos de los árboles. Y los patos cercanos que estaban nadando parecían reaccionar también de manera extraña; simultáneamente estaban poniendo sus cabezas bajo el agua para escapar de la radiación mientras otros volaban, aterrizando en la calle o en el canal.

Toda la información que sigue proviene de la página pública de Facebook de John Kuhles:

Las aves que murieron serían víctimas de un experimento, realizado en esos días en La Haya, donde se probó la radiación de RF con una frecuencia máxima de 7.40 GHz. Esta información proviene de una fuente y aún debe confirmarse, si es posible.

No está claro en este momento si las pruebas con mástiles de transmisión 5G se han realizado nuevamente, pero hasta ahora todo apunta en la dirección de 5G como la causa más probable. Anteriormente, sucedieron cosas locas, como las vacas en Loppersum de Groningen el año pasado, donde también se probó con 5G. Pero también cómo en Suiza se derrumbó una manada completa de vacas en un barranco cuando se probó con 5G.

Las pruebas quedaron hasta ahí y se desconoce el avance de las mismas. Lo cierto del caso es que esto pone de nuevo en el tapete lo dañino que podrían ser las ondas a las cuales está todo el mundo sometido en las ciudades cargadas de teléfonos celulares y señales Wi-Fi en todos lados.