¿Dañan las pantallas tu vista? Todo lo que sabemos sobre el efecto de los leds

Los españoles pasamos unas tres horas al día mirando la pantalla de ‘smartphones’ y tabletas. La distancia a la que colocamos estos dispositivos, a diferencia de lo que ocurre con ordenadores y televisiones, está limitada por la longitud de nuestros brazos. Además, la exposición a ellas es cada vez más temprana, hasta el punto de que los menores de dos años ya saben desenvolverse en este universo táctil. Este mes, la Comisión Europea (CE) comenzó a organizar un comité destinado a evaluar “el riesgo potencial para la salud humana de los ledes” [PDF]. Pero ¿qué dice la ciencia sobre los efectos que tienen estas tecnologías sobre nuestra salud?

¿Quieres dormir bien? No utilices 'tablets' ni pantallas luminosas antes de acostarte

Muchas personas usan sus tabletas, 'smartphones' y ordenadores antes de irse a la cama. Pero leer en estos dispositivos podría afectar a la calidad del sueño

La luz es la parte de la radiación electromagnética que podemos percibir, ondas con una longitud de entre 400 —azul— y 700 nanómetros —rojo—. A menor longitud de onda, esta tiene mayor energía, y por eso los rayos ultravioleta (UV, por debajo de los 400 nm) son dañinos para la piel. Pero el objeto de debate científico no se encuentra ahí, sino un poco más arriba: entre los 460 y los 480 nanómetros en los que reside la luz azul.

 

“El problema de valorar cómo afecta la luz azul a las personas es que no es un efecto inmediato, sino que las radiaciones nocivas se acumulan con el tiempo”, explica a Teknautas el investigador del Departamento de Óptica de la Universidad de Valencia, Andrés Gené. “La gran duda es cuánta emisión es necesaria para provocar el daño, y en cuánto tiempo. Hay que tener en cuenta que, dada la actualidad del tema, en los próximos años se irá obteniendo más información al respecto”.

“El problema de valorar cómo nos afecta la luz azul es que no es un efecto inmediato, sino que las radiaciones se van acumulando”

El investigador de la Escuela de Medicina Morehouse (Atlanta, EEUU) Gianluca Tosini ha estudiado el efecto que produce la luz azul sobre los ritmos circadianos —variaciones en la actividad a lo largo del día— de nuestro organismo. Considera que “pueden tener consecuencias negativas” en ellos, pero coincide con Gené en que son necesarios más estudios: “Las consecuencias del uso de ‘smartphones’ y tabletas no han sido analizadas en detalle”.

Uno de los estudios más citados al respecto, publicado en la revista ‘Photochemistry y Photobiology’ en 2012 y llevado a cabo por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, concluyó que la luz led daña el epitelio pigmentario de la retina en células humanas cultivadas ‘in vitro’. Esta etiqueta es importante: aunque los resultados mostraron un aumento en el ‘suicidio’ celular —apoptosis— de hasta el 89%, no permiten deducir qué pasaría en un organismo vivo.

Esta semana, científicos de la misma universidad han presentado resultados preliminares sobre los efectos de los ledes, ahora sí, en ratas. Este estudio, todavía no publicado en una revista científica, sugiere que las luces también favorecen la apoptosis en las células de la retina de animales vivos. Aun así, es obligatorio señalar el conflicto de intereses de la investigadora principal, en cuyas relaciones con una empresa de filtros ya ahondó la web ‘Hipertextual’ con profundidad. Relacionar estos trabajos con enfermedades como la degeneración macular en seres humanos es, de momento, prematuro.

Molestias e insomnio

Al margen de esto, Gené asegura que algunos usuarios presentan molestias derivadas del uso de estas tecnologías: dolor de cabeza, picor de ojos, visión borrosa… “En estos casos, el desencadenante no es la emisión lumínica de las pantallas, sino el esfuerzo sostenido durante un tiempo determinado”, aclara.

Algunos usuarios presentan dolor de cabeza, picor de ojos y visión borrosa, pero es debido al esfuerzo excesivo y no a la emisión lumínica

Más estudiada está la relación entre las pantallas y el insomnio, debido a la disrupción en los ritmos circadianos que ha estudiado Tosini en artículos como el publicado en la revista ‘Molecular Vision’ en 2016. En Teknautas ya hablamos de otro trabajo publicado en 2014 en la revista ‘PNAS’, llevado a cabo por investigadores de la Escuela Médica de Harvard (EEUU) con voluntarios humanos. Las conclusiones mostraron que los participantes estaban menos cansados por la noche, les costaba más tiempo dormirse y su actividad matutina se reducía por la fatiga.

El descubrimiento de los ledes de este color permitió conseguir luces blancas y valió a sus creadores el Premio Nobel de Física en 2014. Hoy se utilizan en televisores, portátiles y móviles, y despiertan dudas entre algunos investigadores. A la espera de que el comité de la CE se posicione al respecto, ¿qué dicen los organismos públicos sobre los riesgos de los ledes? La Sociedad Española de Oftalmología no recomienda el uso de filtros para proteger nuestros ojos. Es mejor, eso sí, dejar las pantallas a un lado si queremos descansar bien.

 

Fuente: http://eju.tv/2017/01/danan-las-pantallas-tu-vista-todo-lo-que-sabemos-sobre-el-efecto-de-los-ledes/