Un estudio de campo realiza un mapa de la contaminación electromagnética en Mercedes - Mexico

Un móvil recorre la ciudad midiendo el nivel de radiofrecuencias con una tecnología finlandesa. “Hay focos de alta concentración en lugares inesperados”, dice Claudio Guevara, que trabaja en el relevamiento para la Universidad de Guadalajara.

 La polémica en torno a las antenas de celulares tiene un nuevo capítulo. Un estudio de campo para la Universidad de Guadalajara (México) realiza un mapa de la contaminación electromagnética en Mercedes. Un móvil recorre distintas zonas de la ciudad, midiendo el nivel de radiofrecuencias en el ambiente con una tecnología de la empresa finlandesa Cellraid. El trabajo es impulsado por Claudio Guevara, vecino de nuestra ciudad, como parte de sus estudios de doctorado en el Centro Universitario de la Costa (UdG) de Puerto Vallarta.

“Estas mediciones ya se han realizado en Puerto Vallarta, y se escogió hacer un cotejo con la ciudad de Mercedes porque es un terreno que ya hemos explorado, y conocemos la ubicación de los principales dispositivos”, explica Guevara. “Lo que hallamos en Vallarta se verifica también en Mercedes: dada la cantidad de dispositivos emisores, y la complejidad del ambiente creado por las radiaciones, hay focos de alta concentración de radiofrecuencias en lugares inesperados, a veces muy alejados de las antenas. Los lugares que más sufren a veces están a 1000 metros del mástil, donde el haz principal toca el suelo, rebota y sigue. O en lugares altos, como edificios de propiedad horizontal. Es una ingenuidad que, con no tener el mástil cerca, estamos seguros”.

contaminación electromagnética

Gráfica 1. Niveles de densidad de potencia en la avenida de Circunvalación.

La tecnología utilizada –Quanta Pro, de Cellraid– fue diseñada para que las operadoras monitoreen el estado de su red, y genera gráficos donde se detalla en microwatts por metro cuadrado la densidad de potencia registrada en cada punto para la operadora. Las imágenes que acompañan este artículo son un monitoreo de la empresa Claro. El trabajo también incluirá una medición de Movistar.

“Estas mediciones –aclara Guevara- no incluyen otras radiofrecuencias que también están presentes en el ambiente, como señales de radio y televisión, ni campos de baja frecuencia, como los producidos por líneas de alta y media tensión. Es un recorte por operadora, y limitado a señales de móviles y wi fi. La novedad es que también incluye las emisiones del celular, que con los teléfonos inteligentes se ha convertido en la principal fuente de radiación personal para los usuarios”.

Contaminación electromagnética

Gráfica 2: Niveles de densidad de potencia entre Acceso Sur y zona del Parque Municipal

Por ese motivo, apunta el investigador, los mapas deben analizarse en su justa dimensión: “Hay sectores en verde donde la densidad de potencia no es alta para Claro. Pero puede ser alta para Personal o Movistar. O puede ser alto el nivel de otros campos electromagnéticos, como los generados por el propio domicilio. En general, lo que tenemos que asumir es que, en Vallarta o en Mercedes, así como en la mayor parte del mundo, el total de la población urbana está intensamente irradiado. Por eso, no hay grupos de control para estudiar la afectación individual”.

Los vecinos siempre quieren saber si son altos o bajos los resultados registrados, o si superan los niveles de seguridad legales. Pero la respuesta no es simple: “Por un lado, en Argentina no hay normativas claras al respecto. Por otro lado, los estándares internacionales varían mucho según los países y los organismos, y su nivel de tolerancia al riesgo. Lo que sí es claro es que en casi todas las zonas tenemos niveles biológicamente activos, es decir, suficientes para afectar la salud y la conducta”.

contaminación electromagnética

Gráfica 3: Niveles de densidad de potencia en la cuadrícula de la zona céntrica


Autocrítica

La encuesta en torno a las antenas, un “estudio ingenuo”

Hace unos años, en un estudio previo para la Universidad Veracruzana, Claudio Guevara realizó una encuesta en torno a mástiles de telefonía, que arrojó que un 40 por ciento de la población del lugar padecía enfermedades vinculadas a la exposición a campos electromagnéticos. “El trabajo fue impactante y lo publicaron distintos medios especializados. Pero hoy lo considero un estudio ingenuo. En ese momento, nos preguntamos qué hallaríamos si encuestábamos toda la ciudad en lugar de sólo un sector en torno a las antenas. Lo que sabemos hoy nos puede anticipar algunas respuestas”, concluye.

 

Fuente: http://www.nuevocronista.com.ar/un-estudio-de-campo-realiza-un-mapa-de-la-contaminacion-electromagnetica-en-mercedes/